JUNTA GENERAL ORDINARIA Y EXTRAORDINARIA – RECITAL DE RUBITO HIJO & ANTONIO CACERES

Publicada en Publicada en Casa del Arte Flamenco Antonio Mairena

El próximo Domingo día 15 de Febrero de 2015, es una cita importante para la Casa del Arte Flamenco Antonio Mairena, ya que convocamos a los socios a la ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA, con el siguiente orden del día:

  • Lectura y aprobación si procede del Acta Anterior.
  • Memoria de las Actividades desarrolladas en el año 2013-2014.
  • Estado de Cuentas.
  • Informe del Sr. Presidente.
  • ruegos y Preguntas.

La primera Convocatoria es a las 10:30 horas y 11:00 horas la 2ª Convocatoria.
 
Una vez finalizada se comenzara la JUNTA GENERAL EXTRAORDINARIA con el siguiente orden del día:

  • Celebración de Elecciones a la Junta Directiva.

De conformidad con nuestros Estatutos se abre un plazo de presentación de candidaturas al cargo de Presidente, debiendo ser entregadas al secretario IGNACIO DE CASTRO DÍAZ, a través del buzón que existe en nuestra sede social y teniendo como fecha limite el 13 de Febrero de 2015.

La candidatura debe estar formada
por el PRESIDENTE y los cargos obligados en los Estatutos, VICEPRESIDENTE, SECRETARIO, TESORERO Y VOCALES. Para ser miembro de la Junta Directiva serán requisitos imprescindibles ser socio, mayor de edad, estar en pleno uso de los derechos civiles y no estar incurso en los motivos de incompatibilidad establecidos en la legislación vigente. Cada socio presente podrá ejercer su derecho a voto, en modalidad de VOTO SECRETO. Recordamos que según el articulo 34 de nuestros Estatutos, el socio que no esté al corriente de las cuotas sociales tiene suspenso sus derechos de sufragio activo y pasivo.

 

Asimismo les comunicamos de finalizadas las 2 asambleas, disfrutaremos del recital de cante que correrá a cargo de RUBITO HIJO acompañado a la guitarra de ANTONIO CACERES.

 

Esperando vuestra asistencia así como para cualquier aclaración estamos a vuestra entera disposición. Reciban un cordial saludo. 

 

MANUEL GONZALEZ CABRERA “RUBITO HIJO” Es un cantaor de enjundia, poseedor de una voz poderosa y bien modulada, que fija con seguridad y buen gusto los muchos cantes de los que es gran conocedor.

Manuel González Cabrera, de nombre artístico “Rubito Hijo”, nace en La Puebla de Cazalla (Sevilla) el 5 de diciembre de 1980.

Desde muy corta edad se relaciona con el Flamenco dentro de su familia, ya que de todos es conocida la popularidad, entre los buenos aficionados de nuestro Arte de su padre Manuel González Parrilla “Rubito de Pará” el cual participa en numerosas Peñas y Festivales Flamencos, además de ser un reconocido saetero.

Con este entorno nace, crece y se forma como cantaor Manuel González Cabrera “Rubito Hijo”. Pronto empieza con sus primeros pinitos cantaores y sus primeras apariciones públicas. E1 comentario de los aficionados ya presagiaba la formación de un gran cantaor.

En el año 1996 ganó su primer premio de saetas “Ladrillo Saetero” que organiza la Peña Torres Macarena de Sevilla, volviéndolo a conseguir los dos años siguientes y un premio especial a la mejor Saeta por Seguiriyas.

Durante el ano 2000 inaugura Penas Flamencas como las de “Fosforito” en Puente Genil (Córdoba) y la de “Juan Talega” de Dos Hermanas (Sevilla), además de participar en la Bienal de Flamenco de Sevilla en su apartado “Sabor a Peñas”.

Recorre toda la geografía cantaora actuando en Peñas y Festivales Flamencos y se alza con más de una veintena de primeros premios en Concursos con renombre nacional. Se le reclama y sale con éxito en las Jornadas Flamencas homenaje a Fosforito en Cerdanyola del Vallès (Barcelona) y su paisano José Meneses lo presenta en Madrid, dando un mano a mano durante dos noches seguidas en la sala “Clamores” de la capital de España, donde los aficionados allí presentes tienen aún en su memoria la mucha calidad de cante que escucharon entre los dos “moriscos”.

Pero su gran año llega en el 2003 donde se alza con la prestigiosa LÁMPARA MINERA en el Concurso Internacional de Cante de las Minas en la Unión (máximo galardón que da el concurso) y días después con el Primer Premio por Soleá y Seguiriyas en el CONCURSO DE CANTE JONDO ANTONIO MAIRENA (premio que llevaba varios años desierto) y como consecuencia de estos premios la grabación de su primer CD con el título genérico “A Tomillo y Romero” donde según los críticos deja patente su gran calidad artística y confirma ser ya un gran profesional de nuestro Arte contando, entre otras, con la guitarra del maestro Manolo Franco.

Durante el año 2004, Rubito Hijo no defrauda ni un ápice a sus seguidores, demostrando que aquellos quienes lo habían apoyado desde sus comienzos no se equivocaban, recorriendo prácticamente toda España y dejando patente e impreso su nombre en aquellos escenarios que pisaba.

Participa en “Flamenco viene del Sur” en los teatros central de Sevilla, Alhambra de Granada y Principal de Zamora.

Como premio a la gran labor que el joven cantaor va realizando dentro de este mundo, los aficionados de Vall d’Uixo en Castellón apuestan por él y lo hacen titular de su Peña Flamenca.

Posteriormente en el año 2005 y tras afianzarse cada vez más en este arte, el reconocidísimo cantaor Calixto Sánchez lo escoge para formar parte junto a é1 en su espectáculo “A mi Tierra” recorriendo gran parte de la geografía malagueña durante la Bienal de Málaga de ese mismo año.

A finales del año 2006, saca al mercado su segundo CD “Poniendo el Alma” en el cual el ilustre flamencólogo Don Antonio Reina Gómez dice de él: “…a pesar de su juventud, es una de las figuras más importantes de nuestro arte. Goza de una voz increíble, con un bajo que lastima y de un sentido de la medida y del compás que le permiten jugar con los cantes.”

Rubito Hijo se encuentra recorriendo gran parte de la geografía española, además de con las numerosas actuaciones programadas para este año, con su propio espectáculo, en el cual además de estar acompañado por un gran elenco de artistas de primera fila, cuenta con Manolo Franco como director musical. Es su último trabajo discográfico el que le da nombre a este espectáculo.

Actualmente Manuel acaba de finalizar la grabación de su tercer trabajo que ha bautizado con el nombre de “Entre La Puebla y Paradas”, homenaje a su paisano y gran cantaor, el maestro Miguel Vargas.

Es por lo que con este palmarés ha compartido escenario con las máximas figuras del flamenco actual. Su preocupación y entrega, acompañados por su duende en su forma de interpretar, hacen de Manuel González Cabrera “Rubito Hijo” una gran promesa del Arte Flamenco hecha ya realidad. Los principales críticos de Flamenco descargan sus tintas apuntando a una gran figura consagrada. Los que escuchan por primera vez, no dan crédito a sus oídos, ya que suena con solo veintisiete años a rancio, y no se parece a nadie cantando.

Gracias a él podemos respirar tranquilos ya que este joven cantaor asegura la continuidad de este gran Arte como es el Flamenco, arte que él h escogido como su camino a seguir y el cual recorre con paso firme, la cabeza bien alta y mirando hacia un futuro muy prometedor.

Fuente: EL ARTE DE VIVIR EL FLAMENCO