Publicada en Publicada en Noticias
COMUNICADO DE LA FEDERACIÓN PROVINCIAL DE SEVILLA DE ENTIDADES FLAMENCAS

 

 La Federación como representante legal de 76 peñas Flamencas de la Provincia de Sevilla, recoge, y quiere dar conocimiento del malestar de estas entidades con el desarrollo  de la Subvención del Tejido Asociativo  del  año 2011.

Como es de conocimiento,  esta subvención esta concedida por  Instituto del Flamenco, Administración dependiente de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. El motivo por el cual se concede, es la ayuda para la programación anual de las Peñas Flamenca de toda Andalucía. La convocatoria de esta subvención salió en Abril del año 2011. A nuestro entender con prisas por las elecciones que se iban a celebrar en Mayo del mismo año.

 Una vez más se presento con las deficiencias ampliamente denunciadas. Con la cantidad de inconveniencias que había que salvar para poder acceder a su obtención, y que esta fuera una ayuda verdadera para las peñas. Entre ellas la mas notoria era la imposibilidad de poder reducir el costo del proyecto presentado una vez concedida. En algunos casos Se da la paradoja de que el monto de la subvención no da ni para poder pagar el IVA generado por el proyecto. Pero la máxima preocupación de nuestras peñas es que aunque la ley nos obliga a realizar el proyecto presentado en el año de la Convocatoria, las ayudas que se concedieron aun no han sido pagadas. Debido a esto hay muchas entidades endeudadas por el valor de la subvención obtenida.

La  Federación quiere hacerse eco de esta queja,  y quiere que este problema se resuelva a la mayor brevedad posible. Para ello denuncia públicamente esta situación, y pide a nuestra Administración que cumpla con su deber de abonar las subvenciones obtenidas. Las Peñas flamencas son entes sin ánimo de lucro que trabajan incansablemente por el flamenco de base. Aun siendo conscientes de la situación económica de estos momentos, no creemos que sea  justo  este retraso, sobre todo cuando la deuda se esta soportando por ciudadanos que en su afán de luchar de forma altruista por una afición,  exponen su peculio particular.

                                                                                                         
  LA JUNTA DIRECTIVA